Canto a la libertad

La República fue, ante todo, una aspiración de libertades. Un compendio de poetas, artistas, colores, músicas, sonrisas y tragedias. La República fue el laicismo. La expresión del rechazo a una sociedad dominante y el deseo de una Constitución de trabajadores de todas las clases, y de intelectuales. Fue un periodo de cambio, de esperanza, de ansia de progreso de una España supeditada a las órdenes de un desprestigiado rey. Alguien me contó la alegría en los rostros madrileños aquel 14 de abril en el que las abuelas salieron con sus nietos a la calle a festejar un futuro de cambio, de fe en la escuela, en los maestros, en la cultura, en las personas. En definitiva, a aplaudir un devenir estigmatizado por esa deseada transición de súbditos a ciudadanos. Un futuro, que no dejarn que fuera. Al menos, escribió el gran historiador Tuñón de Lara, la República fue el tiempo de la gran ilusión.

bandera-republicana.jpg

Estos que ves ahora deshechos, maltrechos, furiosos, aplanados, sin afeitar, sin lavar, sucios, cansados, mordiéndose, hechos un asco, destrozados, son, sin embargo, no lo olvides, hijo, no lo olvides nunca pase lo que pase, son lo mejor de España, los únicos que de verdad, se han alzado, sin nada, contra el fascismo, contra los militares, contra los poderosos, por la sola justicia; cada uno a su modo, a su manera, como han podido, sin que les importara su comodidad, su familia, su dinero. Estos que ves, españoles rotos, derrotados, hacinados, heridos, soñolientos, medio muertos, esperanzados todavía en escapar, son, no lo olvides, lo mejor del mundo. No es hermoso. Pero es lo mejor del mundo. No lo olvides nunca, hijo, no lo olvides.

Max Aub. Campos de Almendros. 1968

 

GRACIAS a los que luchastéis por vuestro futuro (que también es el nuestro). Por ser valientes y sembrar justicia. Hoy volveremos a colgar vuestra bandera en Cibeles.

 

4 comentarios to “Canto a la libertad”

  1. Chorche Says:

    Este finde he cruzado Puerto Biello en Bielsa como los de la 43 División. Nieve, frío sudor, y el interno temblor de sentir que aquellos fueron los mejores. Los que se fueron. Entre el grupo que hemos compartido este find de semana en Bielsa había unos cuantos que se quedaron en Francia. Todo ese patrimonio “en personas”, se perdió para siempre, en la España heredera del miedo, el palio, el cristo y el palo. Hoy vuelven y sus ojos de sabiduría y añoranza nos recuerdan que la memoria es la esperanza del futuro. Más allá de la República, están las personas que las hicieron. Tanto da si hay reyes o presidentes. Es la libertad, la igualdad, el derecho, la educación, la cultura, el pueblo… lo que añoramos. Viva alguna de las Repúblicas posibles. Viva la libertad.

  2. Ana Says:

    La república… siento nostalgia de una época que no he conocido, ¿se puede sentir nostalgia de algo así? Según los apuntes de Mundo Actual, sí; así que guay.

    Menudo blog profesional te has montado, muy periodístico sí señor😀

    Me hace gracia que digas lo de “dulce adolescencia” y tú aún eres una teenager… Un beso!

  3. Pizpireta Says:

    Es verdad, quizá debí decir “dulce época de quinceañera”.

  4. Ana Says:

    Una escuela laica. Desde la República viene siendo un objetivo, ¿se conseguirá algún día? Yo confío que sí, el problema es que yo soy muy confiada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: