Ropa de calle y rosquillas

Demasiada penitencia para tan poco pecado. El arzobispado de Madrid expuso, hace unos días, su propósito de cerrar la Parroquia de San Carlos Borromeo. La Iglesia de verdad, la de los curas de barrio, las madres contra la droga, las prostitutas y los inmigrantes. El lugar de reunión de muchos habitantes de Entrevías (distrito de Puente de Vallecas). El compromiso de ese Evangelio cosido a la vida que tan alejado está de la repudiante grandeza del Vaticano. Las altas jerarquías quieren bajar las persianas de la Parroquia porque se oficia la misa con ropa de calle y se comulga con rosquillas. A mi me da en la nariz que tienen miedo. Temen que alguien, algún día, descubra ese tinglado que tienen montado. Rouco, esta vez tampoco lo has hecho bien. La gente de Entrevías no se rinde facilmente.

parroquianos_san_carlos_borromeo.jpg

Una respuesta to “Ropa de calle y rosquillas”

  1. Bataka Says:

    Ayy, la Iglesia; ese gran negocio que predica en nombre de Jesús y hace todo lo contrario a lo que él dijo, que no se pronuncia sobre la pena de muerte pero está totalmente en contra del aborto, que trata de “errores” las violaciones a niños por parte de curas…

    Que bonita institución…

    [modo ironía off]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: