Archive for 27 septiembre 2007

¡Quiero más!

septiembre 27, 2007

Hasta el momento me ha sido imposible comprar el segundo número de Público. El periódico estaba agotado en los tres quioscos de mi barrio (el Arrabal, en Zaragoza) a los que he ido. Los quiosqueros se quejaban porque habían recibido pocos ejemplares y estos se habían agotado a primera hora de la mañana. Tenía pensado esperar a tener el segundo número entre mis manos para dejar por aquí mis primeras impresiones sobre Público. Aunque, visto lo visto, tendré que pegarme un buen madrugón en mi último día de vacaciones si quiero hacerme con un ejemplar mañana. Sólo unos apuntes de las sensaciones que me produjo el nuevo diario ayer.

A favor: equipo joven, el espacio el sur también existe, Labordeta y Meneses, las banderas que sostienen, el sello de Barceló en la cabecera, la sección de Culturas con las páginas diarias de Historia y Letras, Los lunes al sol (es una buena declaración de intenciones).

No tan a favor: el primer número resultaba incómodo de leer por el gran número de páginas debido, supongo, a la extensa presentación, diseño un tanto agresivo y demasiado color, el tema elegido para la primera portada (esperaba algo más original).

En cualquier caso, poder hablar de un nuevo periódico es una excelente noticia para todos aquellos que queremos ganarnos la vida con esto. Y, para mañana, aumenten la tirada ¡por favor!.

 

Público

septiembre 25, 2007

Mañana saldrá a la calle el primer número de Público. Un nuevo diario que pretende dar voz a la izquierda, según afirma su director, Nacho Escolar, que ha contestado en su blog preguntas de los lectores sobre el nuevo periódico. El oyente ha resumido las más interesantes aquí.

Ya tengo ganas de acudir mañana al quiosco a ver si el nuevo equipo apuesta de verdad por un tipo de información para el público, bien hecha, seria, crítica y que interese a todas y todos.

Eurobasket 2007

septiembre 17, 2007

basket.jpg

Ellos siguen siendo de oro

Barrio Cuba

septiembre 11, 2007

No deja de ser desgarrador comprobar cómo hay personas a las cuales no les alcanza el vigor y se rinden; cómo a veces los dólares derrotan los valores humanos y éticos que durante tantos años la Revolución se ha empeñado en fomentar. Es triste ver asimismo al padre machista y ciego que traiciona sus propios sentimientos, y le cierra la puerta a su hijo, porque no le gustan las mujeres, y a los que se han pasado su existencia doblando el lomo, y se sienten tan solos y desamparados que no encuentran nada mejor a qué asirse que a una botella de ron. Pero están también los que viven hacinados, en una promiscuidad que asusta, en un cuartucho mugriento, que hace dudar si la historia tiene lugar en esta Cuba de hoy, y, sin embargo, no inclinan la cabeza, no pierden la dignidad; eso que para algunos no da de comer ni para vestir, pero que es vital para pegar sin pesadillas la cabeza en la almohada.

José Luis Estrada Betancourt

Barrio Cuba es todo eso, es la desesperanza, la dignidad, el dolor y el optimismo. La lucha de los cubanos, el empeño por ganarse la vida en La Habana de la Revolución.

bc.jpg