Archive for 23 octubre 2007

Carlota(s)

octubre 23, 2007

Estaba saliendo de la ducha cuando sonó el teléfono. Se puso el albornoz y se enrolló una toalla sobre el cabello empapado de agua. Fue corriendo hacia la habitación dejando tras de sí las huellas de sus pies pequeños. Huellas felices en la ignorancia. Descolgó el auricular y tuvo que apartarse la toalla de la oreja porque no alcanzaba a escuchar las palabras de su interlocutor. Aquella era la última noticia que esperaba recibir. Cuando colgó comenzó a gritar al tiempo que maldecía su suerte. No era una broma. Aquella llamada no era el pasatiempo de un estúpido con ganas de tomar el pelo a una ilusa como ella.

(more…)

Anuncios

J´aime

octubre 15, 2007

Me gustan las manos arrugadas de mi abuela Eloísa. Me gustan las llamadas de teléfono inesperadas. Me gusta beber una taza de té muy caliente después de la ducha de las mañanas. Me gusta hacer trueques con los artesanos ambulantes. Me gusta escuchar la radio y sentir esa complicidad con quien me habla. Me gusta ser una desconocida en Madrid. Me gusta echarme colonia varias veces al día. Me gusta oir las carcajadas de M desde mi habitación. Me gusta irme cuando se que me van a echar de menos. Me gusta comprar el periódico y llenarlo de garabatos mientras voy leyendo. Me gusta que Y me abrace. Me gustan las sonrisas de gente desconocida. Me gustaron las palabras de E en la foto que me regaló por sorpresa. Me gusta comer ensalada un día si y otro también. Me gusta ponerme ropa cómoda cuando estoy en casa. Me gusta leer poesía antes de dormir. Me gusta merendar tortitas con nata con V. Me gusta pasear con A por Madrid y beber cerveza en el Libertad 8. Me gusta escuchar música garrapatera. Me gustan mis compañeros del Taller Literario. Me gusta que M y P me llamen cada noche para preguntarme qué tal ha ido el día. Me gusta que G esté feliz en París.

(…)

Y a ti, ¿qué te gusta?

Hasta siempre Carlos Llamas

octubre 4, 2007

Esta madrugada se ha ido uno de los grandes. Carlos Llamas era, esencialmente, periodista. Un alma con vocación de entender el mundo que nos rodea. La voz cortada y cálida, la ironía, la trasparencia. Hoy he aprendido que el corazón también se encoge con la muerte de alguien a quien nunca miraste a los ojos. Esa es la magia de la radio revelada en el aprecio que surge hacia ese comunicador que se resbala, cada noche, por el altavoz del transistor. Hoy, todos los que amamos la radio sentimos que somos menos. Nos va costar acostumbrarnos a tu silencio.

Hasta siempre, Charly.

carlos-llamas.jpg

Sobre la libertad de la escritura

octubre 1, 2007

Cuando fuera cesa el trabajo, queda ese lujo nuestro, que nos pertenece, de poder escribir por la noche. Podemos escribir a cualquier hora. No sufrimos sanciones de reglas, horarios, jefes, armas, multas.

Marguerite Duras