En la azotea

(…)

No supe qué decirte, hablamos como
si hubiera sido ayer, sin ir más lejos,
la última vez que tú y yo hablamos,
la última vez que habíamos entrado
a saco por el alma y por el pecho.

Así que yo te hablé de mis triunfos,
de mis últimos versos, de mí mismo,
y casi sin mirarte, miraba tu café
que removías con exquisito interés
como si de ello dependiera tu destino.

(…)

Para médicos y amantes -Ismael Serrano-

 

· Seguirá en la azotea, yo nunca estuve a su altura ·

4 comentarios to “En la azotea”

  1. guillermo840 Says:

    la verdad que no habia prestado mucha atencion a esta parte, es que todavia siguen rondando alguns partes de … amores imposibles …que no logro comprender

  2. luis Says:

    Esta estrofa me derrite(quizás porque sé demasiado bien de lo que habla…)

    Yo te llevé a tu casa. Nos rozamos
    las caras sabiendo que ya nada
    justificaría nuevas llamadas,
    que nuestro corazón perdió esa tarde
    interés para médicos y amantes.

    Grande Ismael!, y más grande aun en directo!

    1besito, Feliz año!

  3. Mary Says:

    yo no soy médico ni amante, pero aún así me encanta

    y esa última frase…tiene mucha fuerza, pero también hay que recordar que no siempre es necesario estar en la cima de todo para ver las cosas desde una buena perspectiva
    ;P

    muxu

  4. socioapatia Says:

    Estás mucho más guapa cuando estás contenta; deja de poner cosas de funeral. El caso es quejarme; ya😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: