Ayer morían en Irak. Hoy también.

Hace cinco años yo tenía catorce. Estudiaba 3º de la ESO en el IES Avempace, en Zaragoza. No recuerdo exáctamente qué es lo que hacía cuando comenzaron a abrirse bombas en el cielo de Bagdad. Pero echando la vista atrás me vienen imágenes de aquel curso marcado por las protestas en las aulas y fuera de ellas.

Esta mañana me he puesto a ordenar mi habitación y he encontrado mi agenda escolar del curso 2002/2003. Desde el mes de diciembre todas las páginas están manchadas con frases que nos decían nuestros profesores, letras de canciones y toda clase de consignas que clamaban contra la invasión. Por aquel tiempo mi instituto era una miscelánea de conciencias de varias generaciones empeñadas en hacer ver al barrio, a la ciudad, al mundo, incluso, la atrocidad de aquella ocupación. Las asociaciones de estudiantes llenaban con carteles y convocatorias de huelga las paredes de todo el centro, alumnos y profesores anudaban conocimientos y reflexiones, ideaban proyectos y salían a la calle para gritar bien alto “No a la guerra”. Mientras, en el salón de actos, el Teatro Avempace ensayaba la obra Guernica, de Jerónimo López Mozo. El 19 de marzo de 2003 fue el estreno, todo el centro se unió en “una ceremonia colectiva, un clamor de los hombres y mujeres que exigimos la PAZ, una PAZ duradera y fértil, una PAZ con mayúsculas”. Aquel momento de verdad creí que podíamos cambiar algo, yo sólo tenía catorce años y a mi alrededor todo era enorme. Somos muchos -pensaba- somos muchos y todos estamos de acuerdo en algo.

Ahora que soy algo mayor, parezco una romántica escribiendo esto. Me miro y me veo cinco años atrás, haciendo de pajarillo del Guernica en la obra de López Mozo, repartiendo chapas en las que ponía “no más sangre por petróleo”, sintiendo una punzada cada vez que en la radio, el locutor de turno, anunciaba que se intensificaban los ataques en Bagdad, la ciudad de los califas y los poetas y en el resto de Irak, el país dolido. Me duele el silencio en las conciencias (en mi conciencia) pero más me duele cada bomba y cada muerto.

manifestacion.jpg

Concentración de alumnos de instituto de Daroca, a la que nos unimos en una excursión por la zona.

No. Diguem no, jo dic no, nosaltres no som d´eixe món.

3 comentarios to “Ayer morían en Irak. Hoy también.”

  1. lalalá... Says:

    espero que nunca nos quedemos aletargados ante una masacre

    ni con 14 ni con 50 años

  2. Jaume Vidal Says:

    Hola, Elenita!!

    Me ha encantado que hayas acabado este texto (una vez más, buenísimo ;)) con una cita del gran Raimon. Si tienes tiempo y ganas, te recomiendo que descubras a otro cantautor de Xátiva, como Raimon, llamado Feliu Ventura, mucho más joven, claro. Tiene treinta y pocos. Tengo un par de discos suyos y me encanta. Eso sí, canta en valenciano (o en catalán, como quieras llamarle, siempre entendiendo que se trata del mismo idioma).

    Te paso el link de su página:
    http://www.feliuventura.com/

    Espero que todo te vaya genial!

    Salud, abrazos y besos.
    Jaume.

  3. Santi Says:

    Buenísimo

    Vales mucho. Nada que añadir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: