Hoy todos hablan de esto

No termino de verle la gracia a esa bronca inventada para ganar audiencia. Menos aún cuando la reprendida es una becaria, una de esas personas, con título o no, que pasan su tiempo mendigando por el útimo puesto de una redacción a cambio de cuatro duros. No es lo más apropiado en estos tiempos en los que pasa esto, esto o esto. La broma no ha servido sino para ponerse a la altura de los neocon de Intereconomía y pasa sacar tajada y dar que hablar, claro.

Etiquetas: , , , ,

3 comentarios to “Hoy todos hablan de esto”

  1. contralapared Says:

    Me alegro de volver a leerte (sí, me he enterado un poco tarde de la reapertura de tu blog!)

    Aunque parece que tu estancia en París ha mermado tu sentido del humor jeje. A mí me parece una simple broma para dejar en ridículo a los fachillas estos. No sé, quizá mi devoción por Wyoming nuble mi objetividad…

    Besos paisana!

  2. marmota Says:

    Por fin, menos mal que alguien lo dice!
    Estoy harta de escuchar, simplemente, lo maravilloso que es Wyoming… Tuvo su gracia, pero ya está bien. No es especialmente brillante, no hace más que poner el programa a la misma altura que Intereconomía para ganar audiencia y no saca de la precariedad a los becarios que trabajan meses e incluso años en unas condiciones lamentables y por cuatro duros.
    A ver si somos un poco más críticos!

  3. patafísico Says:

    A pesar de que me declare fan de este blog detrás de una persona recién descubierta, estoy en desacuerdo con ella, pizpireta, y con marmota.
    Más allá de la gracia que pueda hacer la broma y de la torpeza de Intereconomía, dudo mucho que esta ironía se haya hecho con el propósito de ganar audiencia. Ese es, creo yo, el pretexto que se utiliza en nuestros días para justificar nuestra reacción contraria a aquello con lo que estamos en desacuerdo en relación a los medios. Así, por esa regla de tres, ¿qué noticia, vídeo o reportaje no se hace con el objetivo de ganar audiencia? Lo que hay que preguntarse es qué está primando realmente y qué es el efecto colateral, si las ansias de audiencia o el desprestigio de un medio incompetente de la competencia.
    Por otro lado, que la reprendida sea una becaria no quiere decir que se deprestigie a este matratado colectivo, ni que se menosprecie su trabajo, simplemente es el elemento que hace que la broma gane fuerza y verosimilitud. No veo vejación ni humillación hacia los becarios porque se utilice una situación real para provocar una reacción airada basada en una ficción, no lo olvidemos (lo dice alguien que ha sido becario)
    Y por último, esta versión posmoderna del cazador cazado o del verdugo que se convierte en víctima es una forma de demostrar que la sutileza siempre puede con el insulto. En este caso la rebeldía consiste en mostrar los males del otro haciéndolos pasar por propios. Y aquí además juegan con un factror esencial para conseguirlo. Hacen reír.

    Me encantan estos debates. Espero que alguien conteste.

    Bailando entre periodistas. Quasi escritor, quasi narrador, patafísico por siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: