Cala Non Capò

Llora lo que tengas que llorar
(nunca hizo mal un poco de sal en las mejillas)
pero cierra de una vez
el paraguas azul de los recuerdos

Anuncios

5 comentarios to “”

  1. Sara Says:

    No debe ser fácil cerrar ese paraguas.

  2. Sara Says:

    Es más fácil de lo que parece cerrar ese paraguas

  3. marmota Says:

    Ay.

  4. Picatostes Says:

    He llegao por casualidad a tu casita virtual y me ha gustado lo que he leido, volveré a pasar por aqui. Te dejo la dirección de mi blog por si te apetece visitarme.

    Yo a ese paraguas azul lo llamo “la mochila”….. cuando va muy cargada de recuerdos pesa demasiado y hace duró caminar el presente. Creo, que la herramienta para dejar peso en el camino es la COMUNICACIÓN.

    Un Beso

  5. felix Says:

    Elenilla! ¿Qué pasa con ese paraguas?¿Para cuando otro par de versos ‘mal puestos’?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: