A mi abuela Eloísa

Ahora tus manos
son como mil caminos
los que tuviste que recorrer
en esta vida que ahora
se te llena de años

Me gusta imaginarte entonces
más alta y más recta
mirando al mundo
desde la trastienda
del viejo casino
donde la única música era
el mal pulso de mi abuelo Valentín

Luego ya fueron los hijos
los trenes
las meriendas de los viajes infinitos
el sur
los nietos
y el norte de nuevo

La tristeza trajo entonces
ojos caídos
tardes amargas
y la vida acabó por convertirse
en un tiempo de ausencias y ecos

3 comentarios to “”

  1. Joyce Says:

    Muy tierno, muy bonito🙂

    Besos

  2. Paolaa Says:

    Hola prima soy Paola, perdona pero era mejor el poema de San Canelón y el de las almohadas; buenos recuerdos aquellos ehh !!! bueno bromas aparte el poema muy chulo te lo has currado, que ya me canso de escribir
    VIVAA ELOISAAAA……………………………..

  3. pilar pablo Says:

    Querida Elena:
    No me conoces,soy amiga de tu madre y quiero decirte que has transmitido muy bien el amor a tu abuela de una forma que me ha llegado mucho
    Un abrazo…y a seguir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: