Posts Tagged ‘Premios Ortega y Gasset 2008’

“En la guerra hay que trabajar con miedo, no con pánico”

mayo 14, 2008

Acaba de regresar de Irak. Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959) es uno de esos hombres que piensan que el periodismo es la caja negra de la conciencia de la sociedad. Humilde, sensato, contador de historias de la gente, viajero. Reportero de guerra y combatiente de la palabra. Intermediario entre el dolor y el olvido. Su obsesión es llegar a la raíz de lo que ocurre, ayudar a que la sociedad entienda que no hay dramas ajenos.

Ha trabajado como enviado especial de “Heraldo de Aragón” en la guerra del Golfo y en distintos conflictos armados en la antigua Yugoslavia, África, Asia y América Latina. Los desaparecidos en el mundo y la lucha contra las minas terrestres antipersona son sus inquietudes constantes. No es aragonés de nacimiento pero parece que esa tozudez que dicen que tienen los que viven a orillas del Ebro se ha fijado en su persona. Su empeño por dar voz a los olvidados es su mayor obsesión.

Elena Herrera. Hace menos de un mes recibiste el Ortega y Gasset en la categoría de Periodismo Gráfico por tu fotografía Sofía y Alía ¿Después de todo este tiempo que significa un reconocimiento como este para ti?

Gervasio Sánchez. Lo agradezco y me gusta, sería estúpido decir lo contrario. Los premios impulsan a seguir trabajando pero también es verdad es que hay personas a las que nunca han premiado y que son grandes profesionales. Los galardones hay que recibirlos con humildad y digerirlos con cuidado, por eso soy muy poco partidario de que premien a la gente joven. A los jóvenes hay que darles becas para que desarrollen sus buenas ideas, pero premiarles es peligroso. Por desgracia hay mucha gente que cuando recibe un premio se le tuerce la mente y se cree que ya lo ha hecho todo.

(more…)

Anuncios

Esperen… ¡falta una!

mayo 6, 2008

El 3 mayo -día de la “Libertad de Prensa”, por cierto- Yoani esperaba que la Jefatura de Inmigración y Extranjería del Gobierno cubano le diera vía libre para viajar a Madrid a recoger el Premio Ortega y Gasset. Dos días después leo en El País que la autorización todavía no ha llegado y que la realización del viaje es más que incierta. “Tendré esperanza hasta el último momento”, declara en conversación teléfonica desde La Habana a este mismo medio. Yoani no es de esas personas que se rinden facilmente, es una cubana nacida a mediados de los setenta, con una vida marcada por los retos y las trabas a la libertad. Hace poco más de un año le dio por empezar a contar cómo eran, desde su balcón, los atardeceres en La Habana. Así nacio Generación Y, una caja de la vida de los hombres y las mujeres de la Cuba de hoy. De sus deseos, de sus penurias, de sus alegrías y de sus tristezas. Generación Y es un grito que se cuela entre miles de voces, una voz que clama por la necesidad de forjar consensos. En Febrero de este año algunos creyeron que comenzaba una segunda revolución… pero hoy Yoani no puede salir de su país.

… y a mi que siempre me había gustado pensar que Cuba era otra cosa.