Labordeta

agosto 30, 2010

Dicen que al abuelo se le está acabando la vida. Que hace días que no se le ve por Zaragoza. Aún recuerdo algunas veces verle caminar por el paseo de la Independencia, por la calle Don Jaime (quizá cerca del escaparate de Fantoba) o por la plaza de los Sitios. Siempre algún vecino le decía, ¡hasta luego, José Antonio! Y yo nunca me atreví. Pero de él recuerdo la punta de emoción que le daba al hastiado juego de la política cuando era diputado, los conciertos, su hermano Miguel Labordeta, el poeta, y una bandera de Aragón, vieja y descolorida, que estaba guardada en el cajón de la cómoda y que había sido de mi tío Ignacio. Con ese trapo mi madre y sus hermanos fueron a un concierto en Cádiz, quizá en los setenta. Cuando llegamos a Zaragoza le vi cantar algunas veces. Primero de la mano de mis padres, después del brazo de algunos amigos. Y puede que sea así como se conforma eso que llaman identidad, aunque en esta casa sigamos siendo ciudadanos de mil orillas.

junio 10, 2010

¿Y si cada nuevo sometimiento al mundo real

es una forma de estar más lejos de mis sueños?

El éxito de la mano de la banalización de la información

enero 4, 2010

Texto, una galería de fotos de calidad, vídeos ilustrativos y bien elaborados, enlaces externos relacionados con la noticia que sirven para aumentar el grado de documentación, infografía interactiva, la posibilidad de interacción por medio de comentarios, encuestas, votaciones y la opción de compartir esa información en las redes sociales o de enviarla por email, son las características que, según el periodista del grupo PRISA, Jorge Heili, deberían tener las noticias en la web. Parece el cóctel perfecto para alcanzar el éxito deseado, sin embargo, esto no ocurre siempre así. Observando los espacios que todos los medios digitales reservan para la exposición de sus estadísticas, que suelen contemplar las noticias más vistas o más enviadas en medios españoles como elpaís.com o elmundo.es o las más blogueadas o enviadas por email en el norteamericano The New York Times, podemos constatar dos hechos de una manera muy clara. Muy poco importa la cantidad de elementos multimedia que tenga un noticia en términos de visitas pues, lógicamente, cuando el lector decide pinchar una noticia lo hace por la curiosidad o el interés que en él ha suscitado el titular, algo que no varía del esquema tradicional de la prensa escrita donde un buen titular puede motivar al lector a lanzarse a la lectura.

Leer el resto de esta entrada »

diciembre 21, 2009

París. Resulta extraño recordar cómo nunca tuve que crear la magia que me hace sobrevivir en otras ciudades. Allí simplemente ocurre.

diciembre 20, 2009

yo quería escribir la historia
de una mujer llamada Berenice
pero
a veces
los recuerdos ganan a los deseos

noviembre 27, 2009

A mi abuela Eloísa

Ahora tus manos
son como mil caminos
los que tuviste que recorrer
en esta vida que ahora
se te llena de años
Leer el resto de esta entrada »

Reportaje. Armonía y contrastes en el norte de París

noviembre 27, 2009

La fragmentada rue Belleville fusiona los rostros y la diversidad de una ciudad que nunca termina

Elena Herrera/Camilo Useche

Caminar por la rue Belleville, ese estrecho margen en el que cohabitan ciudadanos chinos, en su mayoría, con franceses, indios, africanos y otros tantos de múltiples nacionalidades, es un deleite visual único en esta ciudad. Las aceras de esta calle, anegadas de restaurantes, cafés y todo tipo de comercios, conforman una miscelánea de colores y moldean una estética en la que todo lo oriental se apodera del territorio, recordando a la visión apocalíptica de las calles de Nueva York en la ya famosa película de Ridley Scott, “Blade Runner”.

La historia de esta particular calle parisina, ubicada exactamente en el límite de los distritos XIX y XX, en el norte de la ciudad, está ligada a la historia misma del gran barrio de Belleville y constituye un ejemplo claro de la expansión parisina a finales del siglo XIX. En aquel tiempo, la rue Belleville pertenecía a la comuna del departamento de la Seine anexado por Paris en 1860.  Sobre este espacio circulaban entonces obreros parisinos atraídos a la capital por los trabajos que ofrecía el Barón Haussmann.  Belleville era ante todo un lugar de fiesta donde los “guinguetes” (cabarets populares parisinos) amenizaban a la multitud con vino y bailes populares.  En el transcurso de la  primer guerra mundial el barrio adoptó la tradición de acoger extranjeros, exiliados que le dieron un particular tono a esta fracción del noreste parisino.  Es así que a  principios del siglo XX, Belleville se convirtió en uno de los mayores receptores de extranjeros de la ciudad. Desde armenios, en 1918, pasando por griegos en 1920, españoles en 1939 y argelinos y tunecinos hacia los años sesenta, década en la que también empezaría a convertirse en un barrio llamativo para los franceses y forasteros bohemios que llegaban a París. Veinte años después, en los años ochenta, la población africana y asiática copó los flujos de inmigración, una tendencia que continúa hasta el día de hoy.

Leer el resto de esta entrada »

“Es difícil que exista una democracia en un país pobre”

octubre 23, 2009

Dicen de ella que es la sucesora de Anna Politkovskaya, la periodista asesinada en 2006 por sus investigaciones sobre los abusos en Chechenia, pero ha renunciado al miedo. Yulia Latinina. Su nombre se repite una y otra vez en la lista de periodistas amenazados de muerte por el ejercicio de su profesión en Rusia, un país que ocupa el puesto 153, de un total de 175, en la lista que sobre la libertad de prensa ha elaborado la organización Reporteros sin Fronteras. Ha llegado esta mañana a compartir café y charla con el periodista Jon Sistiaga y con estudiantes de la Universidad Carlos III de Madrid, en el marco del Festival de Novela Policiaca de Madrid “Getafe Negro” y allí ha hablado de Rusia, del oscurantismo con el que es tratado el conflicto de Chechenia, del populismo de Putin y de la manipulación informativa en la dictaduras del mundo.

Leer el resto de esta entrada »

octubre 15, 2009

La ciudad me ata
con sus cruces
sus calles
sus semáforos en rojo
y mi cansancio del mundo
en este tiempo en el que bebemos vino
y todavía nos creemos
jóvenes o locos
cuando en realidad
solo somos humo.

octubre 15, 2009

A mi abuela Julia

In memoriam

Pasaron los días
las tardes de octubre
la nieve de enero
el falso hielo del verano
unos nos hicimos más mayores
otros más viejos
y el rojo de tus labios
que ya no está
acabó por hacer de su sonrisa
un pliegue amargo y taciturno


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.